JA Teline V - шаблон joomla Форекс

Augustos y Nerones

Typography

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Falto de inteligencia para justificar su locura, Nerón recurrió al pretexto de siempre: “los cristianos tiene la culpa”; ahora, un miembro del círculo real, un tal Serrano también dice: “Tenemos información muy clara de que fueron azuzados por el MPD”

por Francisco Garzón Valarezo

Roma. Año 64. Nerón, el monarca de ese imperio se encuentra deprimido, su inspiración yace moribunda. Se cree un gran artista, poeta, músico, cantante, bailarín y desde hace tiempo las musas lo han abandonado. Para estimular  su apagado ingenio manda a incendiar la ciudad.

El pueblo enfurecido, agitado  de coraje acude al palacio lanzando gritos de indignación.

-          ¿Pueden seres humanos emitir semejantes chillidos? Pregunta el sorprendido emperador.

-          Cuando mucho se los asedia, si, le responde un consejero.

Quito, año 2016. Estudiantes secundarios indignados salen a protestar a las calles por razones que creen justas.

El ministro de educación Augusto Espinosa, que por cosas de la vida lleva el nombre del primer déspota  romano,  a las 13:33 del 16 de febrero publicó un tuiter:

-          ¿hay alguna razón para entender la brutalidad de la violencia de "muchachos" del Montufar hoy en Quito?

De seguro que el ministro no tiene a ningún consejero a su lado que le diga sí, señor ministro, sí hay razones, y varias. El excluirlos de decisiones que les atañen, el desoír sus opiniones, el escupirles la cara al decirles manipulados; el improvisar con su educación, el coartar sus posibilidades de superación; el ignorar sus aptitudes y vocaciones, el ser objeto de la furia y del odio de quienes dirigen el país; el que en su cuenta de tuiter, señor ministro haya personas, de seguro conmilitones de su gobierno que los tratan de delincuentes; el que la Policía se muestre valiente con ellos y se amilane frente a rufianes extranjeros como la guardia de Erdogan; el que falte el trabajo para sus padres; el que la crisis económica y la arbitrariedad los oprima.  

Esas y muchas razones más son la causa de las protestas de los muchachos.

Falto de inteligencia para justificar su locura, Nerón recurrió al pretexto de siempre: “los cristianos tiene la culpa”, y desató una fanática persecución contra ellos acusándolos del incendio. El ministro Augusto también se justifica con la vileza de toda la vida a la que acuden todos los integrantes de la Corte imperial, de la actual y del pasado: el MPD tiene la culpa.

Otro miembro del círculo real, un tal Serrano también dice: “Tenemos información muy clara de que fueron azuzados por el MPD”

No hay otros causantes, es el MPD, ahora Unidad Popular. No es su chifladura, no es su capricho, no es su despotismo, no es su odio, no es su sectarismo, no es su intransigencia, es el MPD.

No existe en la historia gobierno como el actual que haya hecho tantos esfuerzos por manipular y someter por la violencia a la juventud, pero ellos al igual que Nerón, hablan de que los manipuladores y los violentos son del MPD.

La soberbia de estos ignorantes debe ser enfrentada y derrotada por la movilización social, ellos lo saben bien, por eso se esfuerzan en inútil afán por detenerla y desprestigiarla. Por tapar su bellaquería ya mismo acusan a Unidad Popular de haber entregado los títulos falsos registrados en  el SENESCYT, de haber recortado el presupuesto para la educación, de haber suspendido las jubilaciones de los maestros, de haber despedido a los empleados, de haber rebajado el precio del petróleo, de haber pagado sueldos exagerados en Yachay. Todo se puede esperar de estos césares.

Apoyamos la lucha de los estudiantes, el sistema político no les ha dejado otro camino.

Comentarios   

+5 #1 María Inés Tulcanaza 22-02-2016 16:13
Están locos los del gobierno mirar a los jóvenes como rediles.en la actualidad la junentud es muy cuestionadora libres para expresaerse y toimar sus deciciones,simplemente no están contentos con la forma de conducir la educación,lo que debemos es aporlos todo el pueblo
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar