JA Teline V - шаблон joomla Форекс

Gobierno turco acusa a grupo de académicos

Typography

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Muchos académicos que firmaron una declaración por la paz respecto de la cuestión Kurda fueron despedidos de sus empleos. En definitiva, quienes demandaron que no murieran los niños han sido equiparados con los golpistas que dispararon al pueblo. 

por Ferhat Sari / especial para EcuadorLibreRed

Tras el intento de golpe de Estado del pasado 15 de julio en Turquia, “la caza de brujas” continúa y va en aumento. Tras declarar el estado de emergencia en nombre de “la lucha contra los golpistas”, el gobierno turco inició una purga masiva que ha provocado que decenas de miles de personas hayan sido arrestadas y despedidas de sus puestos de trabajo. Entre ellas hay muchas personas que no tienen nada que ver con el movimiento de Fethullah Gulen, un islámico turco proestadounidense que ha estado viviendo en los Estados Unidos desde 1998 y  que, hasta hace poco, fue aliado del presidente Recep Tayyip Erdogan, a quien el gobierno turco acusa de ser el cerebro del fallido golpe de Estado.

Las criiticas de que Erdogan aprovecha el intento golpista para reforzar su poder y para eliminar a sus opositores aumentan. Un nuevo ejemplo se ha sumado hace dos semanas. Muchos académicos que firmaron una declaración por la paz respecto de la cuestión Kurda fueron despedidos de sus empleos. En definitiva, quienes demandaron que no murieran los niños han sido equiparados con los golpistas que dispararon al pueblo. Los académicos que se oponen al intento golpista han sido presentados como partidarios de los golpistas.

Aunque son conocido por formar parte del Grupo de Académicos por la Paz, también se les conoce por sus actividades sociales y científicas en favor de los trabajadores, el ambiente, la igualdad, los derechos de las mujeres y de los niños, la salud pública y en contra de los beneficios del capital.

Ellos se niegan a defender los interéses de la clase dirigente a pretexto de la “neutralidad”. Lo característico en todos ellos es que se encuentran entre las personas más talentosa y productivas en sus respectivos espacios de actividad.

Los académicos despedidos enfatizan que seguirán produciendo la ciencia para el pueblo. “No dejaremos a nuestros estudiantes, ni nos iremos de nuestra ciudad… No cesaremos de defender los derechos de los trabajadores, la paz y la sanidad pública  contra el domino del capital, la guerra y el motivo ganancia” reiteran.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar