JA Teline V - шаблон joomla Форекс

Islamofobia y fundamentalismo islámico: dos caras de la misma moneda

Typography

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

10931212 753716068056312_6854272426560026651_n

Por: Comité Central de la JCE(m-l)

Desde la Juventud Comunista de España (marxista-leninista) condenamos enérgicamente el atentado perpetrado contra la revista Charlie Hebdo. Calificamos lo sucedido el pasado 7 de enero como una vil matanza propia del fundamentalismo religioso más repugnante. No nos podemos quedar de brazos cruzados ante el auge del integrismo islámico. Nos preocupa porque supone un retroceso para comunidades como la árabe, que en otro tiempo apostaron mayoritariamente por el laicismo y los valores del socialismo.

Sin embargo, no vamos a caer en la condena aislada de este fenómeno, pues lo último que pretendemos es dar lecciones morales desde la posición que nos otorga pertenecer al “civilizado” mundo occidental. Sería estúpido creer que el fundamentalismo islámico aparece de la nada. Si miramos atrás debemos recordar la financiación de los talibanes afganos por los EEUU en la década de 1980, cuando Bin Laden y los suyos aparecían en la prensa internacional como héroes frente a la política exterior de la Unión Soviética. Pero no hace falta irse tan lejos: hasta hace bien poco la Unión Europea y Turquía (‘nuestra’ aliada) dejaban la frontera abierta de par en par para que grupos como el Estado Islámico (entre otros) siguiesen reclutando a ciudadanos europeos y así contribuir a la desestabilización de Siria. En el mismo sentido, no es ningún secreto que los EEUU han estado financiando al Ejército Libre Sirio, otro grupo islamista de dudosa voluntad democratizadora.

No estamos mezclando cosas que no tengan nada que ver, como insisten machaconamente tertulianos de muchas televisiones, esos que quieren simplificar hasta el absurdo el atentado para convertirlo en un hecho aislado propio de incivilizados de otra cultura. De manera más o menos explícita los medios de comunicación quieren obviar la relación entre la matanza de París y las masacres que se suceden casi a diario en distintos países del mundo árabe, como si el yihadismo no fuese el resultado de la política del caos que siembra el imperialismo en regiones enteras para impedir su desarrollo autónomo y así conseguir oportunidades de pescar en río revuelto. A la UE, EEUU e Israel no les interesa que los pueblos árabes prosperen, los quieren en guerra y hundidos en la miseria y eso al final les acaba pasando factura, pues les sale el tiro por la culata.

La causa última del atentado no es un “choque de civilizaciones”, como algunos pretenden hacernos creer. La guerra abierta es entre el imperialismo y los pueblos. Somos conscientes de que una nueva ola de islamofobia azotará Europa y tenemos que combatirla como lo que es: la otra cara de la misma moneda, la versión occidental del fundamentalismo, la misma basura reaccionaria. Frente a este fenómeno defendamos la solidaridad internacionalista y el antimperialismo.

Comité Central de la JCE(m-l)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar