JA Teline V - шаблон joomla Форекс

Designación de defensor del pueblo será inconstitucional y promoverá la impunidad

Typography

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Organizaciones de Derechos Huamnos cuestionan el proceso de selección del Defensor del pueblo, organizado por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, cuyo vicepresidente es Edwin Leonardo Jarrín Jarrín ex Secretario de Transparencia de la presidencia de la república y esposo de la asambleísta de Alianza PAIS Soledad Buendía.

Inredh

La Defensoría del Pueblo es la institución nacional que promueve y defiende los derechos de todas las personas que hacen parte de un Estado. La importancia de esta institución obliga que quien esté a la cabeza no solo sea una persona con suficientes conocimientos académicos y con experiencia en la administración en el sector público; pues debe ser, sobre todo, una persona independiente de todo organismo o forma de poder, sea político, económico, de organismos armados, o cualquier otro; porque precisamente deberá cuestionar los excesos que cometan funcionarios que ostentan estos poderes; debe ser una persona que promueva y defienda las formas de organización de la sociedad civil que surgen bajo la consigna de defender derechos, ya sean individuales, colectivos, de los pueblos o de la naturaleza; debe ser una persona que asuma su trabajo como una responsabilidad con la sociedad, y no con el gobierno de turno que respalde su designación. En el ámbito ecuatoriano, la pregunta que surge es si el Defensor del Pueblo, Ramiro Rivadeneira, cumplió con estos preceptos durante su mandato de cinco años y si su labor sustenta su deseo de ser designado para un nuevo periodo. La respuesta es no, un rotundo no.

 Sin embargo, para permanecer en el cargo por cinco años más, hoy se presenta como candidato en un proceso que está direccionado para su propia designación, como se establece del análisis del punto 3.2 y el punto 4 del reglamento de elección y que tratan sobre la valoración de méritos de las candidaturas. Cualquier activista de derechos humanos que ha asumido como opción de vida la defensa de la sociedad y el fortalecimiento de las organizaciones sociales al margen del poder político no tiene ninguna posibilidad de ganar este concurso, pues se valora más la participación de los candidatos en funciones del sector público y de gobierno. El reglamento de elección no permite que una persona verdaderamente independiente pueda ganar este concurso.

 Para denunciar esta forma de elección del Defensor del Pueblo y la posición de las organizaciones de derechos humanos y otros movimientos sociales, les invitamos a participar en la Rueda de Prensa que se realizará el próximo martes, 15 de noviembre de 2016, a las 10:30, en las instalaciones de la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (CEDHU) ubicada en calle Carlos Ibarra 176 y 10 de Agosto, Ed. Yuraj Pirca, Piso Nº 9, Quito.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar