JA Teline V - шаблон joomla Форекс

Con el discurso del tráfico y la trata de personas se deporta a migrantes y se vulnera sus derechos en Sudamérica

Typography

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Pronunciamiento público del Observatorio Latinoamericano sobre Trata y Tráfico de Personas

El discurso del tráfico de migrantes y la trata de personas está siendo utilizado por los gobiernos de Colombia y sobre todo Ecuador como argumento para expulsar colectivamente a migrantes cubanos, haitianos, africanos y asiáticos. Múltiples deportaciones han ocurrido en los últimos meses utilizando el lenguaje de derechos humanos y la supuesta protección de los y las migrantes que están en tránsito por países de Sudamérica y Centroamérica rumbo a Estados Unidos. Así sucedió hace solo tres semanas en Ecuador, cuando 122 migrantes cubanos fueron deportados sin el debido proceso, como han denunciado activistas y defensores de derechos humanos: con detenciones que superan el tiempo permitido por la ley, salidas forzadas que se ejecutaron pese a resoluciones judiciales de no deportación, sin garantías para reconocer la necesidades de protección internacional por refugio o asilo,  limitando el derecho de impugnación, y con un despliegue policial excesivo que muestra a lo/as migrantes como delincuentes antes que como víctimas de trata y tráfico.

Autoridades ecuatorianas, colombianas y de países centroamericanos sugieren que la “crisis migratoria” que vive la región por el crecimiento de la migración irregular y en tránsito se debe al “tráfico humano”, desconociendo que tanto las migraciones como el tráfico de migrantes y la trata internacional de personas son fenómenos complejos y con causas múltiples que no pueden ser reducidas al “crecimiento del crimen organizado”. Más aún, las autoridades argumentan que están defendiendo a lo/as migrantes de los “coyoteros” pero las medidas que adoptan, como imponer visados y deportar, producen justamente un incremento de las migraciones irregularizadas y el tráfico de migrantes. Esto ocurrió con más de dos mil migrantes cubanos que luego de presenciar las deportaciones de sus compatriotas desde Ecuador y Colombia decidieron seguir rutas de tráfico y hoy se encuentran en la ciudad de Turbo, cerca de la selva del Darién, en la frontera entre Colombia y Panamá; de este lugar fueron deportados en los últimos días 40 cubanos y 400 haitianos, mientras otro migrantes, calificados a veces como “víctimas” y otras como “ilegales”, corren el riego de ser expulsados. Entre los migrantes que siguen viajes clandestinos y riesgosos están mujeres embarazadas, niños, niñas y adolescentes, solicitantes de refugio y asilo.

Frente a esta situación, los capítulos nacionales que constituyen el Observatorio Latinoamericano sobre trata y tráfico de personas –integrado por instituciones académicas y organizaciones de sociedad civil que atienden a personas afectadas por estas dos problemáticas- manifiestan lo siguiente:

?             Las medidas exclusivamente punitivas y de control frente a la trata de personas y el tráfico de migrantes no solo son limitadas sino que generan resultados contraproducentes y revictimizan a las personas afectadas.

?             Los complejos problemas de la trata y el tráfico necesitan una repuesta más integral, que no se limite a la lucha contra el crimen organizado sino que incluya sobre todo acciones preventivas, así como de protección y restitución de derechos de las personas que ya han sido afectadas y esto independientemente del estatus migratorio de lo/as migrantes.

?             Entre las acciones anti-tráfico que deben considerar los gobiernos de países receptores de migrantes están los procesos de regularización migratoria.

?             Las políticas frente a la trata y el tráfico de personas requieren que los Estados, pero también organizaciones de sociedad civil y organismos internacionales promuevan medidas para enfrentar las causas estructurales de estos problemas: desigualdades locales, nacionales, regionales y globales, inequidades de género, étnicas y generacionales, precariedad laboral, políticas migratorias selectiva y restrictivas que no permiten que las personas se muevan a través de las fronteras de manera legal, segura y sin necesidad de recurrir a intermediarios y traficantes.

?             Resaltamos la necesidad de que los organismos internacionales especializados en derechos humanos y movilidad humana insten a los Estados Sudamericanos a ceñir sus políticas públicas, procedimientos administrativos y judiciales al marco de los compromisos internacionales de derechos humanos adoptados, que los obligan al respeto de los derechos humanos de lo/as migrantes y sus familiares bajo un marco de no criminalización y de protección efectiva.

?             Hacemos un llamado a las instituciones nacionales de derechos humanos para que a partir de los espacios de articulación regional con los que cuentan activen un mecanismo de alerta humanitaria e implementen mecanismos efectivos para la protección de los derechos a la vida, integridad, libertad, seguridad y debido proceso en las acciones que se adopten frente a las poblaciones migrantes.

Capítulos nacionales del Observatorio Latinoamericano que suscriben este pronunciamiento público:

Bolivia

Chile

Ecuador

Haití

Guatemala

México

Uruguay

Redes regionales que respaldan este pronunciamiento:

•             Plataforma Interamericana Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo (PIDHDD)

Instituciones y personas cercanas al Observatorio que apoyan:

•             Asociación de Mujeres de Guatemala

•             End Child Prostitution, Child Pornography and Traffiking of Children for Sexual Purposes (ECPAT)/Guatemala

•             Leopoldo Santos Ramírez, El Colegio de Sonora, México

•             Felipe Zirate, ECLOSION A.C., México

•             Susana Hernández, consultora independiente, México

•             Gloria Ciria Valdez, Colegio de Sonora, México

•             Beatriz Aguilera, Universidad de San Luis Potosí, México

•             José Manuel Grima, investigador del Instituto de Investigaciones Gino Germani, Universidad de Buenos Aires, integrante del capítulo argentino

•             Guilherme Mansur, académico brasilero, especialista en temas de trata de personas

•             Gabriella E. Sanchez, profesora de la Universidad de Texas, El Paso, especialista en temas de tráfico de migrantes

•             Soledad Alvarez Velasco, investigadora ecuatoriana, especialista en temas de tráfico de migrantes

•             Belén  Blázquez, Universidad de Jaén, España

•             J?drzej Kotarski, Universidad de Lodz, Polonia

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar