JA Teline V - шаблон joomla Форекс

El retorno a clases en el Montúfar trae nuevas luchas

Typography

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Las protestas se deben a la falta de autoridades definitivas, por incumplimiento en temas como la repotenciación de las instalaciones, la construcción de aulas y laboratorios en compensación a la toma de una parte del colegio para uso del Distrito y por sanciones contra profesores y estudiantes.

por Ricardo Naranjo

La avenida Napo vuelve a convertirse en escenario de protesta. Cientos de estudiantes, padres de familia y profesores del Colegio Montúfar han decidido cerrar la calle para exigir que el Gobierno cese su intromisión política, respete al colegio y  sus ofrecimientos, cumpla con el mejoramiento en infraestructura y el cambio de rector que debía concretarse en enero.

Luego de un período de aparente calma, en septiembre del 2014 los estudiantes de ese establecimiento salieron a protestar ante la pretendida alza de las tarifas de transporte; a partir de ese momento la fórmula no ha variado: los jóvenes, a pesar de la brutal represión desplegada desde las esferas oficiales, continúan protestando y han salido a las calles en varias ocasiones, mientras el Gobierno -con sus esbirros del Distrito y del plantel- busca detener por todos los medios la creciente protesta y, en última instancia, utiliza la fuerza para pretender aplacar las medidas de hecho. El testimonio de 200 estudiantes detenidos y más de una veintena de reubicados, el 17 de septiembre del 2014, habla de una represión que ni siquiera se vivió en tiempos de dictadura.

Esa "calma" que se impuso en el Montúfar solo fue un espejismo forjado con una actitud policiaca de personajes como Fanny Rodríguez, quien desde el rectorado se encargó de "ahogar" la lucha desde sus orígenes, volviendo sus oficinas confesionarios, utilizando estudiantes para delatar a sus compañeros ante cualquier conato de incidente, manteniendo personajes ligados a la Policía y al Gobierno en cargos, como la coordinación de la Banda de Guerra, bastoneras, barras, etc.

Tras su salida inicia una crisis por falta de autoridades definitivas, por incumplimiento en temas como la repotenciación de las instalaciones, la construcción de aulas y laboratorios en compensación a la toma de una parte del colegio para uso del Distrito; sumado a la violenta arremetida  que ha sido constante por parte de las autoridades, sancionando a profesores y estudiantes, interfiriendo en procesos democráticos, permitiendo un descarado proselitismo de Alianza País y denostando en contra de todo el que se exprese en contra del Gobierno.

La semana pasada, en clara violación de los derechos de la comunidad del Montúfar, por interferencia directa de las autoridades del Distrito y el Ministerio, el rector-militante de AP, vocero de la "red de maestros", es cuestionado por su ineptitud, resuelve la reubicación de cerca de 20 docentes que, de paso, son los más antiguos y quienes mejores puntajes han alcanzado en las pruebas que realiza el propio Gobierno, medida adoptada con el criterio de que supuestamente existe exceso de personal, dada la unificación de aulas y secciones, lo cual dejaría entrever otro problema: el hacinamiento que contradice lo que el propio Gobierno anuncia como un logro en foros internacionales, que es llegar al promedio de 18 alumnos por cada docente.

Ante esta realidad, la gente ha salido a protestar, la juventud resiste con valentía las bombas lacrimógenas y frenan las intentonas de la Policía para despejarlos; los docentes, por su lado, permanecen en las instalaciones. La crisis del Montúfar es obra del Gobierno y las consecuencias de las acciones de lucha también debe asumirla este Gobierno y sus destacamentos de correístas disfrazados de autoridades y docentes que sólo han sabido agachar las orejas ante los abusos y los incumplimientos.

La táctica del gobierno ha fracasado y los años de latente indignación han contribuido para que se genere un movimiento que se siente entre los pasillos, en las aulas, en las redes sociales y bulle en la mirada de indignación de los guambras que se encapuchan y enfrentan con lo que está en sus manos a los "robocops" y a los "chapas motorizados" que llegan en enormes cantidades, armados y acompañados de "trucutús" y hasta helicópteros.

Comentarios   

0 #5 sandra jimenez 18-02-2016 10:36
Es verdad es necesario que los ganadores de los concurso asuman la Dirección y Rectorados , que se analice quienes están al frente de la Red de Docentes ya que son los MPD, UNE con su misma ideología, necesitamos que se promocionen las maestrías con financiamiento ya que nuestro salario no alcanza para poder cubrir esa necesidad intelectual
Citar
0 #4 sandra jimenez 18-02-2016 10:32
Saludos cordiales, es verdad necesitamos que los ganadores de los concursos asuman los cargos como lo estipula la LOEI y que los distritos tengan sus propias dependencias, que los dirigentes de la Red de educadores son los mismos del MPD, UNE por lo tanto siguen teniendo la misma tendencia necesitamos transparencia y acatar la ley, pido de manera personal la oferta de maestrías con finaciamienta ya que nuestro salario no alcanza para cubrir esa necesidad intelectual agradezco la apertura para poder expresar mi sentir
Citar
0 #3 Exelente lo manifest 18-02-2016 09:22
Exelente lo manifestado, tristes personajes como Fanny Rodriguez que extendió su politica represora desde Conocoto a Quito, desconociendo su calidad de docente y vendiendo su conciencia han permitido y apoyado el matrato a la clase docente
Citar
0 #2 Luis Ruiz 16-02-2016 12:11
El sr. Rector tenia que consultar creo yo con los padres de familia o con los alumnos primero yno hacer kas cosas callado nosotros como padres de familia si es necesario estaremos ahi por nuestros hijos ,adelante M.H...
Citar
+1 #1 María InésTulcanaza 15-02-2016 15:23
La lucha de los estudiantes delMontufar debe replicarse en todo el país,porque en todas partes está sucediendo lo mismo,este gobierno ha creado el peor delos caos en educación
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar