JA Teline V - шаблон joomla Форекс

Richard Espinosa se ubica por sobre la ley

Typography

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Portada El_Comerciopor Guido Proaño A. 

No es necesario ser abogado para conocer que en el sector público se puede hacer únicamente lo que se encuentra establecido en la ley, pero para los funcionarios de este Gobierno aquello no tiene valor alguno. Así lo hace ver el director del IESS, Richard Espinosa, para quien ya no son necesarios los informes de la auditoría realizada al Fondo de Cesantía del Magisterio Ecuatoriano, que debía y debe arrojar una conclusión fundamental: si el #FCME recibió o no fondos del Estado.

De acuerdo al tercer inciso del artículo 220 de la Ley de Seguridad Social (que por cierto fue reformado con clara dedicatoria), los Fondos Complementarios Previsionales Cerrados que en su origen o bajo cualquier modalidad hayan recibido aportes estatales, pasarán a ser administrados por el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social a través de su Banco.

Para determinar si el FCME incurría en esa circunstancia, la Superintendencia de Bancos contrató a la empresa KPMG del Ecuador Cía. Ltda. para que efectúe una auditoría externa. Con fecha mayo 14 de 2015, la Ing. Patricia de Arteaga, en representación de KPGM, dirige una comunicación al presidente del Consejo de Administración del FCME, en la que le convoca a la lectura y entrega del borrador del informe sobre la evaluación del control interno, que debía llevarse a cabo el martes 19 de mayo. Ese evento no se realizó porque el Gobierno intervino al FCME el mismo día jueves 14.

Espinosa, en declaraciones dadas el día de ayer, dice que esos informes de auditoría ya no son necesarios y que próximamente demostrarán (¿?) que el FCME recibió aportes del Estado.  

No hay aún un informe final de auditoría; por boca del mismo Espinosa próximamente se demostrará que el FCME recibió aportes estatales, pero se lanzaron ya al asalto de los ahorros de los maestros.

Esta es una nueva evidencia de la forma autoritaria como actúa el Gobierno. Se atienen a la ley cuando beneficia a sus intereses y la pisotean cuando les da la gana.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar