JA Teline V - шаблон joomla Форекс

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Por Alfonso Murriagui

 

El l2 de abril de 1995, a las nueve de la mañana, diez días antes de su muerte, fui a la casa del Poeta; me recibió su hijo Pablo y me condujo a la alcoba en donde reposaba el poeta, frente al sol, recibiendo sus rayos vivificadores, recostado en un sillón y con sus piernas cubiertas con una manta, su cabeza reclinada sobre el pecho, parecía dormitar. Cuando le saludé levantó la cabeza y me extendió su mano, me dio unas palmadas: “siéntate gordito”, me dijo.