JA Teline V - шаблон joomla Форекс

Escuelas inician año escolar sin planta completa de docentes

Typography

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Padres familia_Escuela_Coronel_Hctor_EspinosaEcuadorLibreRed

La realidad en la que se desenvuelve el sistema educativo contradice el contenido del discurso oficial. Hace dos días, el ministro de Educación, Augusto Espinosa, señaló que este nuevo año escolar se inaugura prácticamente sin problema alguno, pero éstosse hacen visibles. Para muestra basta un botón –dice nuestro pueblo- y ese el caso de la escuela Coronel Héctor Espinosa, ubicada en la parroquia Poaló, provincia de Cotopaxi, que debió inaugurar el nuevo año lectivo sin la planta completa de docentes, pues, faltan 8.

Eso motivó que los padres de familia –acompañando a la directora de la institución- se movilicen ayer (martes) al Distrito de Educación de Latacunga para exigir la designación de los docentes que faltan.

Según reporta el diario La Gaceta, la primera respuesta de una funcionaria de esa dependencia fue intentar amedrentar a la directora de la escuela. La presidenta de la UNE de Cotopaxi, Betty Reyes, rechazó esa amenaza y defendió el derecho de los docentes y padres de familia a exigir una educación al menos en condiciones materiales básicas, cuando la obligación del Gobierno es asegurar una educación de calidad para todos.

El Director de Planificación, Juan José Larrea, que atendió a los docentes y padres de familia, reconoció la falta de profesores y argumentó que los “avales se demoraron porque en el área financiera solo se los puede realizar del primero al 10 de cada mes”. Dijo que esos 8 docentes se suman a los 115 maestros que son parte del primer aval y serán designados a varias instituciones del Distrito Latacunga.

Eso significa que la escuela Héctor Espinosa no es la única que enfrenta ese problema al momento, ni que “solo” falta designar 115 maestros en ese Distrito, pues, al hablar de un primer aval, Larrea da a entender que vendrán otros. Es decir, hay mucho más de un centenar de puestos de docentes por cubrir.

¿No es esta una nueva demostración de improvisación en la conducción del sistema educativo?

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar